A continuación, ofrecemos una serie de consejos para la correcta utilización del gas natural. Siguiendo estas indicaciones, conseguirá el máximo ahorro y una mayor comodidad y seguridad:

- En los ambientes donde haya equipos de gas, tenga una ventilación adecuada. No obstruya las rejillas de ventilación, colocando objetos delante de ellas o tapándolas.

- Los termotanques, calentadores, calefactores y calderas deben tener una eficaz salida de humos. Mantenga en condiciones adecuadas las chimeneas de salida de los humos de combustión.

- Al dejar de utilizar cualquier aparato, cierre su llave de paso de gas. Si va a estar ausente de la vivienda durante varios días, cierre su llave general de paso. Compruebe que los mandos de la cocina y el horno están cerrados al acabar de utilizarla. Si no va a usar un equipo de gas por un tiempo (caso de la calefacción en verano), cierre su llave de paso.

- Los aparatos de gas que se pueden mover, tales como la cocinas, deben tener una conexión segura. Compruebe que el tubo flexible de conexión es el adecuado. Si dicho tubo es de goma vigile que no esté en contacto con superficies calientes, que las abrazaderas estén bien apretadas y que la fecha de caducidad no esté pasada. Siempre que cambie los tubos, utilice tubos flexibles de seguridad.

- Las cañerías de gas sólo deben usarse para conducir el gas. No emplee las cañerías interiores a la vivienda o las externas para soportar objetos. Tampoco las use como "toma de tierra" de aparatos eléctricos.

En la cocina.

Preste atención cuando cocine. Al hervir, los líquidos puestos al fuego pueden derramarse y apagar la llama. El gas seguirá saliendo sin arder. Ahorre gas evitando que la llama rebase el fondo del recipiente puesto al fuego y tapando las cacerolas para que la cocción sea más rápida. Limpie con frecuencia las hornallas de su cocina, evitando utilizar productos como la sosa o la lejía.



En la calefacción.

Disfrute del sol como fuente de calor. Una temperatura entre 19 y 20° es la ideal para el hogar. No tape los calefactores o radiadores con muebles o cortinas, para que el calor se distribuya líbremente. Instale burletes en puertas y ventanas para que el calor no se pierda.


Conserve en buen estado los equipos de gas.

La llama de los equipos de gas debe ser estable, sin oscilaciones y sin ruidos. Tiene que tener un color azul intenso en el centro y más claro en los costados. Si la combustión es buena, no deben tiznarse las ollas ni producir carbonilla o cenizas. Los quemadores han de continuar encendidos aún cuando estén en un punto mínimo.
Si algun equipo no funciona correctamente, avise al servicio técnico del fabricante. Recuerde que un quemador en buen estado ahorra dinero ya que calienta más en menos tiempo.

Haga revisar periódicamente el estado de su instalación y los equipos de gas. Recuerde que, por su seguridad, la revisión y cualquier modificación o reparación en su instalación de gas debe hacerla una Empresa Instaladora Autorizada.



Si duda del estado de su instalación puede hacer esta prueba:

1. Cierre los mandos de todos sus equipoas de gas y mire el número que marca su contador
2. Espere unos 15 minutos y vuelva a mirar el número que marca su contador.
Si el número ha variado, cierre la llave de paso y avise a Natural Gas S.A. (412-4545) para que revise su instalación.